Las familias son seleccionadas por las propias escuelas siendo además supervisadas de forma periódica. Son familias acostumbradas a recibir estudiantes internacionales. Los anfitriones pueden ser tanto familias, como parejas como una persona adulta sin hijos.